El parte meteorológico marcaba Sol para todo el fin de semana, y yo tenía unas ganas locas de poder visitar algo que estuviera un poco más lejos de Auckland, así que no tarde en proponerle a Corinne si se me unía en una aventura al norte de la isla norte y a la Bay of Islands. Un poco tarde pero aquí llega nuestra visita al lejano norte como lo llaman aquí los kiwis. Planeamos tres días recorriendo el norte de oeste a este y bajando serpenteando por la Bay of Islands, pasando por el Cap Reigna el extremo norte de la isla norte y un sitio sagrado para la cultura maorí.

Me acompañaba Corinne, pero no íbamos solos. Escribimos en un grupo de facebook a ver quien se apuntaba a un fin de semana por el norte, compartiendo gastos, y no tardamos en reclutar a Roos, una chica holandesa que justo había llegado a Nueva Zelanda para viajar durante un mes, venía de Australia y después se dirigía a Hawaii. Me cogí el viernes libre y cuando lo tuvimos todo preparado pusimos rumbo a Shipwreck Bay, una bahía muy famosa para surfear pero que necesita un gran oleaje para que se forme la ola. Justo cuándo faltaba poco por llegar, tuvimos otro rebentón con el coche, yo ya lo había pronosticado antes de salir, así que no me sorpendió, estaba lloviendo, bajamos y cambiamos la rueda en unos 10′. Dio tiempo a que una mujer que vivía allí cerca, se parase y se ofreciera a mostrarnos donde quedaba el taller más cercano para, al dia siguiente, comprar un neumático nuevo. Al final, con rueda de repuesto, llegamos a Shipwreck bay, el camping de la playa estaba cerrado, así que decidimos aparcar delante y dormir ahí mismo. Probamos a ver si podíamos dormir los tres en la cama y resultó que sí y era bastante comodo. Por la mañana nos levantamos con la salida del sol.Northland-1 Northland-2

Fuimos a recorrer un poco la playa y a ver las dunas que había por ahí. Era un paseo precioso por una costa totalmente salvaje, solo coches con tracción total podían pasar por ahí. El potencial del sitio en cuanto a olas era notable, pero ya me había comentado un francés en el parking que hoy no surfearíamos ahí, me dijo que hacía tres días había estado maravilloso, que estaba enamorado del sitio.

Northland-3

Northland-4Northland-5

Después de andar un buen rato por la zona, desayunar PB&J, nos dirigimos a cambiar la rueda y tomar un café bien calentito. Preparados para dirigirnos hacia el Cap Reigna. Era ya más de mediodía así que calculamos que llegaríamos ahí antes de la puesta de sol, así que teníamos que buscar un camping para ir a dormir, esta vez íbamos más preparados, me descargé una app que recomiendo a todo futuro viajero de Nueva Zelanda, WikiCamps; esta genial aplicación cuesta 2,99$ pero te va a ahorrar cientos de ellos seguro, contiene todos (o casi todos) los campings de Nueva Zelanda, y los puedes filtrar por diferentes categorías… Una de ellas, GRATIS.

Antes de llegar a Cap Reigna, en la costa oeste de la peninsula, aparecen unas dunas de arena blanca gigantescas, en las cuales es muy típico tirarse con un bodyboard o snowboard, depende de lo preparado que vayas. No podía dejar pasar la oportunidad de deslizarme por la arena, así que alquilamos una tabla en un camping que había junto a la carretera y fuimos de cabeza hacía las dunas. Nos tiramos cada uno invidualmente, después probamos los tres a la vez… Y el domingo aún estábamos sacando arena de los bolsillos.

Northland-8

comiendotierra

Momento justo antes de comer tierra

 

Northland-9

Llegamos a Cape Reigna sobre las 4 de la tarde, el sol ya comenzaba a bajar y el espectáculo visual que nos esperaba era asombroso. Podíamos ver como comenzaban a llegar unas nubes cargadas de lluvia que nos hubieran dejado empapados si no fuera por las cornisas del faro del Cape Reigna.

Northland-11

Northland-12

La religión maorí cree que todas las almas que mueren se van al otro mundo a través de este punto, es un sitio sagrado para los maorís y muchos vienen con toda la família para pasear y enseñar a los más pequeños la puerta al otro mundo. También aquí es donde el mar de Tasmania se encuentra con el Océano Pacífico y donde se puede observar incluso como se mezclan las corrientes de los océanos. Hay un árbol en

Northland-16 Northland-15

No podía faltar la foto con los magníficos carteles señalando a diferentes puntos de la Tierra, no se ve el más importante, Bluff, el punto más al sur de Nueva Zelanda y que visitaré en unos meses, junto a mi gran amigo Eric, que ahora está viajando por el sudeste asiático, podéis seguirle aquí.

Northland-14

Northland-13

Mientras nos íbamos de ese mágico lugar se podía ver en nuestras caras la felicidad que sentíamos de poder estar ahí, tres personas que no se conocen apenas, de diferentes partes del mundo pero que comparten la misma pasión por viajar y explorar. Ahí estábamos, en el punto más al norte de Nueva Zelanda, en pleno invierno, viajando con una furgoneta, comiendo alubias para cenar y despertándonos con olor a pies. A veces la felicidad se presenta en formas extrañas.

Northland-10

Written by oriolSP
Siempre curioso, salí en mayo de 2015 a explorar el mundo, iba a ser un corto viaje y se ha convertido en una forma de vida