August 28, 2015 hiking, New Zealand 1 Comment

Recién vuelto de Tonga me toca poner el blog un poco al día. Hoy os contaré sobre la experiencia montañera que Corinne y yo estuvimos andando el hike de The Pinnacles.

The Pinnacles es una región de montañas en la cadena montañosa que pasa por la columna vertebral de la península de Coromandel. Hay diversos senderos y uno muy bonito (aquí podeis ver la información del DOC) te lleva hasta la cima de un pico desde donde se puede tener un amanecer precioso si el tiempo de Nueva Zelanda te lo permite.

Planeamos pasar la noche en el refugio que está a 40 minutos de la cima y que es el más grande de Nueva Zelanda con 80 camas. La noche cuesta 15 NZD y tienes que pagar online o en el information site del DOC que encuentras antes de llegar al parking. La idea era levantarse de noche y subir a la cima para ver amanecer desde allí.

La subida

No es que sea una caminata muy difícil pues la cima son solo 750m, al principio hay mucho bosque y pocas vistas, pero te puedes entretener jugando con los diferentes puentes colgantes que encuentras para cruzar los diferentes trozos de riachuelos que bajan de los picos.

Pinnacles-3

Pinnacles-4

Pinnacles-2

Pinnacles-6

Una vez vas llegando a la cima el paisaje cambia de verde a coger tonos marrones y rojos y puedes ver los diferentes picos que conforman The Pinnacles al igual que las diferentes costas de la peninsula de coromandel.

Pinnacles-8

Pinnacles-7

 

Pinnacles-9 Pinnacles-11 Pinnacles-13

Dormir en el refugio

Quedarse en el refugio fue una gran decisión, es verdad que no hace falta porque se puede llegar a la cima de la montaña en menos de 4h y la bajada es bastante ligera. Pero quedarse en el refugio nos permitió conocer a mucha gente, entablar conversaciones, hacer amigos por una noche y también contemplar la vía lactea de una forma que hasta entonces aún yo no había experimentado, a través de mi lente. Tuvimos la suerte de que aquella noche aparte de dos grupos de estudiantes europeos, tres o cuatro familias kiwis, una pareja y otros más, entre los aventureros teníamos a un grupo de fotógrafos que sabían cómo tirar fotos nocturnas, yo había intentado echar fotos en los viajes interiores pero los resultados habían sido tremendamente pobres, esta vez, con la ayuda de este par de montañeros fotógrafos, la cosa salió mejor.

Pinnacles-14

Pinnacles-15

Amanecer en la cima

La mayoría de los grupos ahí queríamos asistir a la cima antes de amanecer, pero no todos habían podido subir el día antes, así que no todo el mundo se atrevía a ir sin saber la ruta, no es que se tuviera que escalar ni nada por el estilo, hay diferentes agarres para ayudar a subir a la cima y está todo bastante indicado, pero la gente prefería no tener que madrugar mucho. Corinne y yo junto al grupo de estudiantes escandinavos y los fotógrafos decidimos que era mejor levantarse con tiempo. A las 6 de la mañana estábamos listos con las linternas subiendo a la cima, parecía que no había nubes y Corinne y yo llegamos los primeros a la cima con tiempo suficiente para buscar los mejores spots para hacer las fotos, el problema es que una repentina niebla baja nos tapó la salida total del sol, sin embargo igualmente salieron algunas buenas fotos.

Pinnacles-18

Pinnacles-19

Pinnacles-16

Pinnacles-17

 

Pinnacles-21

Descenso y visita a Cathedral Cove

Después del amanecer y con todo el día por delante nos preparamos un desayuno de campeones en el refugio (estaba equipado con gas y todo lo necesario para cocinar) y comenzamos el descenso. Llegamos abajo en menos de 2.30h y como aún quedaba bastante día por delante, decidimos ir a visitar la Cathedral Cove y la famosa Hot Water Beach, esta playa tiene un corriente de agua termal por debajo que hace que cuando cavas un hoyo salga agua caliente y tengas tu propio jacuzzi frente del mar (artículo solo disponible con marea baja). Por desgracia nosotros llegamos con marea alta y no pudimos disfrutar del baño termal en la playa.

Pinnacles-23

Pinnacles-22

 

 

Written by oriolSP
Siempre curioso, salí en mayo de 2015 a explorar el mundo, iba a ser un corto viaje y se ha convertido en una forma de vida